SOMOS NORMALES

Lo reconocemos y nos gusta. Como también trabajar en equipo y contar con buenos colaboradores. Además, creemos en lo que hacemos, y aunque se nos dan bien otras cosas (esquí, crítica cinematográfica, psicología, cocina…), no tanto como para ganarnos la vida con ello. Por eso, continuamos en esta profesión que nos apasiona ahora de forma independiente, libre, ilusionante, a pesar

de que nos salgan canas o perdamos días de gimnasio.
Y seguimos pensando a lo grande, y también en pequeño, aceptando nuevos retos y comprobando que podemos ayudar a que las marcas lleguen a su público. Como ves, nada sorprendente, nada diferente, nada original. Eso lo reservamos para tus proyectos.